Artículo anterior Siguiente artículo Volver a la vista general
Floculación para el tratamiento de agua de piscinas

Floculación para el tratamiento de agua de piscinas

Antecedentes

Un paso en el tratamiento de agua de piscinas es la filtración del agua. Para que la filtración dé los mejores resultados, se añaden al agua de manera dosificada agentes de floculación que permiten filtrar sustancias que, en un principio, no eran filtrables. Las partículas que hay que filtrar son casi invisibles a simple vista. Se trata de las llamadas "dispersiones coloidales". Como estas partículas tan pequeñas (1 µ/mm) son de carga negativa, los agentes de floculación de carga positiva las atraen. Y la asociación entre las sustancias a filtrar y los agentes de floculación es filtrable.

Desafío

Hay tres criterios clave para una floculación óptima:

  • Alcalinidad total
  • Valor de pH
  • Dosificación/cantidad de dosificación

En los jacuzzis con tratamiento de agua propio, la alcalinidad total mínima es de KS4, 3 0,3 mol/m3 y en todas las demás versiones de piscina es de KS4 0,7 mol/m3. Este valor puede corregirse con carbonato de sodio y carbonato de hidrógeno sódico (véase el artículo "Regulación del valor pH en piscinas", a la derecha).

En la dosificación se deben observar las siguientes medidas:

  • Añadir agentes de floculación al agua de la piscina de manera dosificada, constante y precisa. Evitar pausas largas (de más de 2 segundos) en la dosificación. Así, las cantidades de dosificación son muy pequeñas.
  • La cantidad de dosificación es de 0,05g/m3 en las sales de aluminio y de 0,1/m3 en las de hierro (volumen de circulación) Ajustar siempre las cantidades de dosificación de acuerdo a las indicaciones del fabricante. Debe indicarse siempre el nivel de concentración exacto del agente de floculación.

En este caso, al tratarse de cantidades de dosificación muy pequeñas, se requiere una gran precisión de dosificación. Los puntos de dosificación deben estar situados a suficiente distancia del filtro para garantizar que el tiempo de reacción sea el adecuado. Una mezcla puede intensificarse debido al salto de un tubo o a un mezclador. Si la dosificación se realiza en el lado de aspiración de la circulación, hay que tener en cuenta el problema del efecto cizalla (disgregación de flóculos) y la necesidad de prescindir de la dosificación de carbón activo. Este procedimiento desgastaría mucho la bomba de circulación porque la adición dosificada de carbón activo siempre tiene lugar antes de la floculación.

Floculación para el tratamiento de agua de piscinasLa solución de ProMinent

Nuestras bombas de dosificación magnéticas de la series Beta® y gamma/ L son ideales para las necesidades de la dosificación de agentes de floculación. En ambas puede ajustarse con gran precisión una cantidad de dosificación mínima por duración de carrera y frecuencia de dosificación.

La función de calibración de la gamma/ L permite realizar una dosificación exacta gracias a la indicación de las cantidades actuales y acumuladas. En la calibración se registra el medio (viscosidad, densidad), la línea de dosificación y todas las condiciones previas del sistema. De esta manera, podrá tener la seguridad de que está dosificando en el sistema la cantidad exacta de agentes de floculación que desea.

Imprimir página